Otoño: aumentar las defensas sin engordar


Atravesamos el otoño, y el invierno ya está por llegar. Los primeros fríos y los cambios de clima, enferman. Podemos hacer algo por nuestra salud reforzando nuestra alimentación y los buenos hábitos. Compartimos algunas recomendaciones para saber cómo hacerlo sin temor a las calorías extra.

 

Muchas veces pensamos que enfermarse es una ruleta. O sólo cuestión de estar abrigados o no según indique el clima. Pero hay mucho más por hacer. Desde ya, la visita al médico y que éste indique o sugiera si necesitamos alguna vacuna, y además, una dieta rica en nutrientes para que nuestro sistema inmunológico resista más y mejor, los típicos virus y bacterias de la época, que provocan según el caso, resfríos, gripe u otras infecciones.

Otro típico error es temer al invierno por la ingesta calórica. No necesariamente hay que comer calórico. Sólo hay que saber qué comer y comer bien.

En cuanto a los buenos hábitos, además de la alimentación, es muy importante el buen descanso. Y también, tratar de controlar el estrés. El agotamiento baja muchísimo las defensas. Otro tip: no guardarse en casa. Es ideal estar un rato al sol, cada vez que se pueda, cinco o diez minutos (en esta época está mucho más suave y no corremos riesgo si lo hacemos a la mañana temprano o a la tardecita, antes de que refresque y oscurezca). ¡Y ventilar las casas un rato todos los días!

En cuanto a la alimentación, como recomendamos siempre, hacer las cuatro comidas y reforzar durante el día con snacks saludables. También, estar bien hidratados, tomar agua aunque no tengamos sed (dos litros al día idealmente).

Es el momento de aprovechar los cítricos para tener una buena cantidad de Vitamina C. No sólo las naranjas, si no también, mandarinas, kiwis y limón.

A los cítricos, hay que agregarle esta lista de alimentos que es un must para la época: aceite de oliva, carnes magras, pescados, huevos, lácteos, cereales, legumbre, zanahoria, zapallo, espinaca, acelga, brócoli, coliflor, frutas secas (con moderación: nueces, almendras, maníes), pasas de uva.

Evitar el alcohol, los fritos, los dulces y las grasas animales.

Sí, se puede comer lo necesario para levantar nuestras defensas, estar fuertes y saludables, sin engordar. ¡Ser conscientes y ocuparnos de nuestra salud como de nuestra estética!