Mucho más que una sonrisa: la salud de nuestra boca


 

Nos gusta vernos bien. Tanto internamente, como estéticamente. Cuidarnos. Pero nos solemos olvidar de nuestra boca. ¿Sabés cómo cuidarla realmente y prevenir problemas? Te damos algunas recomendaciones para que incorpores.

 

Nos lo repiten desde que somos chiquitos. El azúcar es el enemigo número uno de los dientes. Y no sólo por las golosinas, todos los alimentos que contienen azúcar contribuyen a provocar caries dental. Por eso, es muy importante para la salud de nuestra boca, la calidad de nuestra alimentación.

 

Con una dieta nutritiva y completa, vamos a resistir mucho mejor cualquier infección y por lo tanto, lograremos que nuestras encías estén sanas (¡con dientes más fuertes!).

 

Pero no solamente lo que comemos es importante: cuándo y cómo lo hacemos también. Aquí compartimos algunos consejos que pueden ayudarnos:

 

  • Evitar el azúcar y los productos que la contienen.
  • Evitar el picoteo entre comidas.
  • Consumir bastante agua.
  • Coma variedad de alimentos: cereales, frutas, verduras, alimentos proteicos y con calcio.

 

Y desde ya, también tenemos que estar muy atentos a una correcta limpieza y prevención. Indispensable cepillarse dos veces al día con pasta dentífrica fluorada; utilizar hilo dental a diario y visitar al dentista con regularidad (al menos un control anual). Hay también unos raspadores para la lengua y además, una gran opción de enjuagues bucales (se recomienda no utilizar los que tienen alcohol).

 

El pasado 20 de marzo se celebró el el Día Mundial de la Salud Oral (WOHD) con el lema“Boca sana y sabia toda la vida”, buscando fomentar la boca sana en todas las edades. Desde la Asociación Odontológica Argentina explican: “En un mundo en el que 3.900 millones de personas padecen enfermedades bucales, es más importante que nunca la concientización sobre la importancia de una buena salud bucal y su impacto en la salud y el bienestar general. El enfoque de la campaña de este año ha sido todo acerca de animar a la gente para tomar decisiones inteligentes para sus bocas, adoptando buenos hábitos de higiene bucal, evitando factores de riesgo y realizando un chequeo dental regular desde temprano en la vida para ayudar a mantener una salud bucal óptima hasta la vejez. Una boca sana es importante todos los días”. 

 

Sí, la boca debe ser parte del cuidado de nuestro cuerpo, de nuestra estética y ¡de nuestra salud! Una boca sana, fresca y reluciente, es clave para sentirnos bien.